Los alumnos de primero de producto han desarrollado diferentes plafones, complementos y juegos, a partir de plásticos provenientes de una fábrica de galletas, ubicada en el cercano pueblo de Viana (Navarra).

Una oportunidad para desarrollar la creatividad a partir de un material residual, cargado de cualidades muy atractivas con las que investigar. Además, pudimos experimentar otras metodologías de trabajo en el taller (trenzado, corte laser, cosido, fresado…), al tiempo que se incrementa la conciencia con el medio ambiente.

Gracias a la empresa por su donación y compromiso con la sostenibilidad. Os dejamos a continuación algunos resultados, esperamos que os agraden.